Screen Shot 2018-10-03 at 3.42.20 PM

Piel y envejecimiento

Tu piel dice cómo estás envejeciendo. El ADN de cada célula de tu cuerpo contiene una fecha de caducidad aproximada. Los extremos de cada molécula de ADN contienen telómeros protectores que se contraen con el tiempo hasta que desaparecen y ya no pueden mantener viva la célula. Este proceso de contracción de los telómeros es parte del proceso de envejecimiento general, y por supuesto de la piel.

Entonces, ¿cuánto tiempo tenemos? Todos tenemos diferentes longitud de telómeros y su consumo depende principalmente de la rapidez o lentitud con que envejecemos. Ciertas cosas pueden aumentar o disminuir la “vida útil” de nuestras células y hacer que envejezcan más rápido. Las actividades perjudiciales como fumar, beber alcohol en exceso y la exposición excesiva al sol son solo algunas de las cosas que pueden hacernos envejecer más rápido. Cada uno de estos carcinógenos causa daño al ADN en nuestras células y potencialmente puede provocar cáncer. Al evitar los carcinógenos, también se puede evitar el envejecimiento acelerado.

¿Cuáles son los primeros signos de envejecimiento de la piel? Mucha gente piensa en las arrugas como uno de los primeros signos del envejecimiento de la piel, pero a menudo es un signo posterior. Los primeros signos incluyen aumento de la sequedad, disminución de la elasticidad de la piel, retraso en la cicatrización de heridas y el desarrollo de líneas finas. 5En la juventud, nuestras glándulas sudoríparas en nuestra piel mantienen la piel bien humectada y protegida con nuestros propios lípidos naturales. Más adelante en la vida, estas glándulas disminuyen su productividad, con la piel crónicamente seca y con comezón como manifestación primaria. Los rasguños intensos y la irritación crónica resultante pueden producir púrpura actínica, un tipo de hematomas en la piel que puede empeorar con el tiempo. Las arrugas a menudo son un signo posterior, causado por el daño del sol al colágeno que se encuentra justo debajo de la piel. Este colágeno es lo que le da elasticidad y firmeza a nuestra piel. Con el tiempo, con el daño acumulativo, el colágeno gradualmente se vuelve más débil y menos tenso.

¿Cómo evito que mi piel envejezca? Si bien el envejecimiento no se puede revertir o detener completamente, muchos aspectos del proceso de envejecimiento se pueden ralentizar. Por ejemplo, la piel crónicamente seca se puede tratar con una hidratación agresiva con cremas o vaselina, ya que imitan la barrera lipídica que protege nuestra piel en la juventud. Algunos desequilibrios hormonales, así como niveles bajos de hormona tiroidea, pueden acelerar el proceso de envejecimiento prematuro. La Terapia de Reemplazo con hormonas bioidénticas SottoPelle, es una solución para estas deficiencias hormonales y puede ayudar a prevenir el envejecimiento de la piel mediante la sustitución de estas hormonas deficientes y la restauración de la función protectora natural de la piel. Los gránulos son únicos ya que liberan la dosis correcta de hormonas acorde con las necesidades de cada momento y durante un largo período de tiempo, proporcionando en todo momento un nivel estable u homeopático. Por el contrario, las píldoras o cápsulas tomadas, e incluso los parches o geles, producen picos y caídas en los niveles hormonales.

¿Cómo puedo saber si tengo un desequilibrio o deficiencia hormonal? Si experimenta sequedad en la piel o si necesita hidratar su piel en exceso o si tiene otros síntomas como sensación de frío a menudo, fatiga excesiva o estrés, comuníquese con su médico para determinar si tiene algún desequilibrio hormonal.

¡Consulte con su médico!

Consultar con un experto en la Terapia SottoPelle® puede ayudarle a crear un futuro más saludable para usted. Descubra lo que nuestro método extraordinariamente simple y sin complicaciones puede hacer por Vd.

Obtenga más información sobre SottoPelle® en www.sottopelletherapy.com o contacte con nuestros médicos acreditados:

https://drive.google.com/open?id=1VncG0vAxAkqTZIQ3yUMB43hcas4-HUem